La Vega de Chauchina

La Vega de Chauchina

Contexto Histórico y Evolución:
En el pasado más remoto, la Vega era una vasta llanura de inundación donde las aguas subterráneas (en íntima relación con las superficiales) afloraban por doquier. La zona, rica en caza, pero insalubre y peligrosa por la abundancia y fuerza de las aguas empujó los asentamientos humanos hacía los pies de monte, y especialmente hacia las laderas de Sierra Elvira y de los valles orientales. La abundancia de aguas, la disposición plana del terreno, y la fertilidad natural del suelo, consolidó con el tiempo un extraordinario espacio agrícola con producciones record de cosechas, cuyos cultivos fueron cambiando (lino, cereal, remolacha, tabaco, maíz, etc), según las necesidades y conocimientos del hombre. Aunque hay constancia y vestigios del aprovechamiento de las aguas para regadío por íberos y romanos, la dominación musulmana del área(S. VIIl-XV) fue trascendental en el impulso de la agricultura y, sobre todo, en el diseño del sistema de regadío que, con pocas modificaciones, aún se conserva. En ese periodo, se completó la construcción de una densísima red de acequias, que derivaban el agua de los ríos para irrigación y "careos", una acción precursora de lo que hoy llamamos recarga de acuíferos, y que tuvo su auge también en la Alpujarra granadina, así como en otros muchos lugares de Al-Andalus. Con ello se regulaban las impetuosas aguas del deshielo de Sierra Nevada, almacenándolas en el terreno para su aprovechamiento desde manantiales (entonces muy abundantes y caudalosos). Las referencias posteriores a la toma de Granada(ario 1492)son más precisas; durante los siglos XVII y XIX se produjo un nuevo relanzamiento de la agricultura que pasó por la defensa de los ríos frente a inundaciones, y, sobre todo, por el drenaje y desecación de las áreas pantanosas y de marjalería (como en tantas otras zonas agrícolas españolas), especialmente en los pagos de Santa Fe, Chauchina y Fuente Vaqueros. Para ello se excavaron zanjas 0 canales ("madres"en el argot local), por cuyo fondo se sangraba o drenaba el acuífero. Hasta la segunda mitad del siglo XX apenas existía una extracción cuantitativamente significativa de aguas subterráneas, pero a partir de entonces se generalizó la instalación de motores diesel en pozos que jalonaban el cauce del río Genil (la zona de mayor productividad y nivel piezométrico más próximo a superficie). De esa época, y anteriores, se conservan casi un millar de pozos, de todos los tipos constructivos y tamaños: en muchos de ellos, la envergadura y dificultad de las obras realizadas fue más que notable, con pozos de más de 5 m de diámetro, o con cerca de 50 m de profundidad: en esas tareas perdieron la vida muchos poceros, la mayor parte de las veces por inhalación de gases desprendidos desde niveles orgánicos o carbonosos. Llama la atención la penetración de algunos de estos pozos, varios metros por debajo del nivel piezométrico conocido a finales del siglo XX, lo que nos hace suponer que se realizaron, o reprofundizaron, aprovechando sequías antológicas.
Descripción:
Cijuela, Chauchina y Láchar abastecen su regadíos de dos nacimientos: el dela Fuente de la Reina situado en el Cortijo Cerrillo de Santa Fe, que riega tierras de Cijuela, Chauchina y Fuente Vaqueros, y se prolonga por el denominado Canal de la Reina hasta Romilla; y el del Canal de San José que riega tierras sólo de Chauchina, aunque la surgencia se ubica en el Cortijo de los Prados en Santa Fe. La Noria y Pozo de Nuestra señora del Espino completa los regadíos de Chauchina, y también son aprovechados los derrames de los nuevos regadíos abastecidos por el Canal del Cacín.
Canal de Cacín:
Canal del Cacín es una obra hidráulica, al sur del cauce del Genil, construido también tras[a ejecución del Pantano de los Bermejales sobre el cauce del río Cacín en la década de [os sesen+ a det siglo XX, promovido por el Ministerio de Obras Públicas y el Instituto Nacional de Co[onización. Su ejecución SUpuso dotar de regadio al ámbito de tierras situadas entre el Genil y este Canal, desde El Contraembalse de Cacín 0 la Pantaneta del río Cacín a Santa Fe, afectando a 5.709 Ha, Io que SUpuso en dicho momento un aumento en torno al 30% de la superficie regable histórica de la Vega, y con dicha puesta en riego, la eliminación de facto de la discontinuidad geográfica y agrícola entre la Vega de Granada y la de Loja que se producía a las alturas de los términos de Láchar y Moraleda de Zafayona. Se realizó una división en seis sectores: ell correspondía a las tierras irrigadas de Moraleda de Zafayona: el II y el III, a las asignadas a los nuevos pueblos de colonización de Loreto y Fuensanta; el IV, a las tierras de la parte occidental de Santa Fe: el V, a tierras de los términos de Chauchina y Cijuela y del pueblo de Nueva Romilla; y el Vl, a}ierras de Peñuelas y Láchar. Este canal parte del contra-embalse del río Cacín situado a 13.5 km de la presa de los Bermejales. Su construcción se inició en 1935 para regular los caudales evacuados desde el embalse y desde el cual parte el Canal de Cacín. Su finalidad es la de regular los caudales del río. Tiene aproximadamente unos 30 km de de recorrido hasta Santa Fé. Actualmente se encuentrcJ en explotación por la Junta Central de Usuarios del Canal de Cacín con la idea de mejorar las infraestructuras de riego, la red de acequias y el ahorro de agua. Satisface los riegos de los principales cultivos de la zona como son el olivo, el maíz, los espárragos, y la alfalfa. En su recorrido hacia Moraleda con un entorno de gran belleza paisajistica, el visitante Puede descubrir una sinuosa y serpenteante carretera protegida por hermosos pinos juncos, olivos, higuer« Js centenarias y algunos vestigios de culturss centenarias.